Menu
A+ A A-

 Consiste en:

1.  Tensar la piel al relajar los músculos y contrarrestar los principales signos del envejecimiento (“efecto lifting”).

2.   Mejora el aspecto y la calidad de la piel.

3.   Atenúa las arrugas.

4.   Aporta un brillo más juvenil y sensación de “piel sana”.

5.   Disminuye la secreción de las glándulas de la piel.

6.   Aumenta la turgencia de la piel.

 

Inevitablemente y con el paso del tiempo se hacen visibles las lineas de expresión, con este procedimiento en poco tiempo se logra tener un rostro rejuvenecido y con expresión y naturalidad. La toxina botulínica tipo A  hoy en día es uno de los tratamientos que ofrece mejores resultados para la eliminación y corrección de las arrugas de expresión mediante su infiltración con una aguja extrafina. La toxina actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular, con este efecto se consigue hacer desaparecer las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto rejuvenecido de la piel ya que se consigue:

La toxina empieza a ser efectivo a partir del 4º día hasta llegar a su máxima plenitud de efecto a partir del 7º-10º día. A partir de aquí se mantendrá hasta ir disminuyendo progresivamente a partir del 4º mes.